Mejores Alimentos Post Cirugía

Mejores Alimentos Post-Quirúrgicos

Es importante, luego de haber pasado por una cirugía, ayudar el cuerpo a recuperarse lo antes posible para poder regresar a la rutina diaria sin ningún problema, aun cuando no tengas el mismo apetito que antes del procedimiento. Para ello es necesario seguir tanto las indicaciones del médico al pie de la letra como mantener una alimentación llena de nutrientes que ayuden a la piel y tejidos a sanar sin mayores complicaciones.

De la misma manera, utilizar las prendas de compresión de tejido adecuadas, debe ser otra tarea prioritaria, por ejemplo si es una cirugía reductora de brazos y muslos, entonces necesitarás una faja de compresión que mantenga la piel firme, ayudando a aliviar las molestias que puedan surgir a lo largo de la recuperación. Claro, el proceso de escoger la prenda adecuada debe realizarse en conjunto con tu médico, quien recomendará la mejor marca y modelo para cada situación. Por ejemplo la faja postquirúrgica compression bodysuit 5008 de Ann Chery es una muy buena opción cuando se buscan prendas de compresión post operatorias de alta calidad, sus resistentes materiales hacen de las fajas Ann Chery una prenda duradera y confiable que te ayudará mientras da forma a tu cuerpo durante tu proceso de recuperación.

Faja Ann Chery Renata

 

Dr El Dr. Dice

El Dr. Selene Parekh, MD, MBA dice que “La cirugía pone muchas exigencias en tu cuerpo. Después de la cirugía tu cuerpo debe sanar para que puedas volver a tu vida normal. Tu dieta es esencial en la recuperación después de la cirugía…

Por lo que mantener una alimentación llena de nutrientes que fortalezcan tu sistema inmune y piel es la mejor manera de acelerar tu  proceso de recuperación. Luego de haber organizado junto a tu médico la mejor dieta para ti, puedes ir adaptándola según tus propias necesidades y gustos, siempre que se mantengan dentro de los límites permitidos.

Hablemos primero de los alimentos que debes tener presente, los frutos secos como el maní, avellanas y almendras son unos deliciosas y cremosos manjares que están llenos de vitamina E, un antioxidante que ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico, que es el encargado de defenderte de virus y bacterias a los cuales eres más propenso a captar si acabas de realizarte algún procedimiento quirúrgico.  La vitamina E es muy importante para la formación de glóbulos rojos y ayuda a tu cuerpo a utilizar la Vitamina K, gracias la cual tu sangre puede coagularse.

Otros alimentos llenos de Vitamina E son los aceites de maíz, germen de trigo, girasol y soya, además de ciertas semillas como las de girasol y hojas verdes como el brócoli y la espinaca, cada uno de estos alimentos los puedes mezclar y combinar de muchas maneras para proveer a tu cuerpo de esta vitamina, que mientras la ingieras de productos naturales, sin procesar, entonces no tendrás ningún riesgo de sobre dosis. En caso de usar suplementos vitamínicos debes consultar con tu médico sobre los efectos secundarios que pudiesen tener a largo plazo en tu cuerpo.

Comida Las Carnes

Las carnes magras serán tus compañeras ideales ya que tienen proteínas que tu cuerpo ha perdido debido al procedimiento quirúrgico y es necesario reponerlas para ayudar con la regeneración de tejido. El pescado, pavo y pollo son las mejores opciones cuando deseas ingerir proteínas y aminoácidos,  estos los puedes acompañar con grasas naturales que son increíblemente necesarias, ya mencionamos algunas pero aquí están otras igualmente sabrosas como el aguacate, los aceites de soya y oliva brindan un rico gusto a las comidas sin opacar el sabor natural de la carne, y si los unes con las nueces entonces tendrás un espectro alimenticio aún mayor y honestamente delicioso, que además te dará las energías que necesitas para continuar con tu recuperación.

fish

Acompaña tus comidas con jugos naturales, especialmente los cítricos, grandes proveedores de vitamina C que ayuda con la producción de colágeno y protege tus células. El melón, el kiwi, mago y tomate también son grandes fuentes de vitamina C, los puedes acompañar con zanahorias que tienen vitamina K. 

Aléjate del café, bebidas gaseosas de cualquier color y jugos procesados.

Si deseas comer algo entre comidas, una fruta es una opción ligera, sana y llena de vitaminas, las naranjas, toronja, piña, fresas, son compañeras ideales en una alimentación balanceada tanto antes como después de cualquier procedimiento, el yogurt y los quesos como el cottage son perfectos para mezclarlos con las frutas y crear un rico snack.

hidratación Hidratación

Siempre debes mantener a tu cuerpo hidratado, esto le permitirá absorber todos los nutrientes de los alimentos y los medicamentos post operatorios. Otra vitamina que también es importante es la D,  la puedes obtener del sol, claro que eso no quiere decir que el siguiente día de tu operación te pondrás al sol como un pajarito en invierno, significa que debes pedir que muevan tu cama cerca de una ventana para que puedas recibir luz del día o sentarte una media hora al día cerca de una ventana para recibir el calorcito del sol sin que tu cuerpo se vuelva un sauna, unos 10 a 15 minutos al día es suficiente. Los champiñones y las zetas también son una importante fuente de vitamina D, en caso de no poder pasar mucho tiempo al sol.

water

Además debes concentrarte en ingerir alimentos ricos en fibra que ayuden a tus movimientos intestinales, de manera que no tengas que realizar mucho esfuerzo al momento de ir al baño, ya que puede resultar perjudicial para ti, claro, esto también depende del lugar de tu cuerpo donde tuviste la intervención, pero de cualquier manera siempre es bueno tener estos alimentos en cuenta para ayudarte a partir de este momento en adelante.

Ingiere granos magros como la avena, que puede ser hecha de muchas maneras y para que no aburras su sabor puedes agregarle canela, esencia de vainilla y acompañarla al igual que el yogurt, de frutas frescas.

Evita Evita la Constipación

  1. Evita las frutas deshidratadas, dejando de lado las uvas pasas que por el contrario ayudan a tener un sano movimiento intestinal, pero no comas muchas de ellas en un solo día ya que pueden tener un efecto mayor al deseado.
  2. Aléjate de la carne seca, al haber perdido toda su humedad y además ser carne vacuna, posee un alto nivel de grasas saturadas, haciendo más lento el proceso de evacuación.
  3. No comas muchas zanahoria, aunque también es una rica fuente de vitaminas debe ser consumida con cuidado, si presentas antecedentes de constipación, puesto que se utiliza muchas veces para detener las diarreas ya que regula el movimiento intestinal.
  4. Y di ¡NO! todo alimento procesado. Hace que tu cuerpo tenga que trabajar más de lo necesario para procesar todos los químicos y componentes extras que estos productos como los dulces y postres de panaderías.

Muévete Muévete

Ponte en movimiento cuando tu doctor te lo permita, sin exceder tus límites, de manera que evites estar en cama mucho tiempo, haciendo más lenta la recuperación. Tener movimientos moderados durante tu proceso de recuperación hará que todos los fluidos del cuerpo se muevan con normalidad y le hará saber a tu organismo que es momento de volver a ponerse en forma para seguir la rutina que tenías antes de tu operación.

ejercicio

Recuerda que lo mejor que puedes hacer es mantener una diera saludable llena de nutrientes que devuelvan la energía y vitaminas que tu cuerpo necesita para poder ayudar a sanar ese tejido que ha estado bajo tanto estrés, un ambiente calmado también es esencial. Pide ayuda si la necesitas, no te hagas el héroe haciendo todo por tu cuenta y ¡disfruta tu nuevo cuerpo!

You have successfully subscribed!
This email has been registered