¿Cómo Encontrar una Cinturilla de Calidad?

Tips para Comprar una Faja

Cuando buscamos una prenda de compresión, lo primero que hacemos es ir a internet e investigar quien tiene los mejores precios, ratings y reviews dentro de los diferentes market places que se encuentran disponibles.

Investigamos su marca, la calidad de sus productos y donde podemos encontrar los mejores precios, pero si alguna celebridad las usa, no hay ni que pensarlo, esa debe ser perfecta para mí.

Nos centramos tanto en el precio que muestran las exhibiciones que no prestamos atención a detalles muchísimo más importantes, que pueden afectar nuestra compra, ya que cada faja, o cinturilla está hecha para una función específica, bien sea post parto, post operatoria, de ejercicios, y si compramos una, solo porque su precio es “accesible” entonces no le estaremos haciendo un bien a nuestro cuerpo, por el contrario, podemos llegar a hacernos daño y perder dinero en una faja que no será aprovechada al 100%.

Investiga Investiga

Cuando no conocemos el producto, es necesario investigar a fondo sobre sus beneficios y donde es el mejor lugar para comprar.

Hay muchos sitios web donde puedes encontrar información sobre las fajas. Desde hace unos pocos años hacia el presente, estas prendas de compresión han vuelto a ganar fama gracias a las celebridades que las promocionan a través de sus redes sociales, especialmente en Instagram, donde se muestran usándolas durante sus ejercicios y dando a conocer al mundo nuevamente la practicidad de las fajas de compresión.

Es necesario hacer una pequeña investigación sobre ellas, cual es la adecuada para cada necesidad, ya que no sólo existen las cinturillas deportivas, muy popular entre las celebridades del momento, sino que también hay fajas de compresión post parto que están especialmente diseñadas para ayudar a los músculos del vientre y pancita para volver a su estado natural, también hay fajas post operatorias, que comprimen ciertas partes del cuerpo, para aliviar las molestias que se puedan sentir durante los procesos de recuperación luego de una intervención quirúrgica. Y como ellas, muchos otros modelos y funciones que debemos conocer antes de adquirir alguna de ellas.

Para ello, es importante consultar no sólo con el médico de cabecera, si de una operación se trata, sino con los encargados de atención al cliente, que normalmente conocen a fondo las prendas, su utilidad y cuál es la mejor para cada necesidad.

Comparar Compara

No te quedes con la primera impresión de una faja. Sim importar que tan buena se vea o lo popular que sea dentro de ciertos círculos, debes pensar en ella como una inversión, la cual debes analizar con detalle.

Busca otros vendedores que ofrezcan el mismo modelo de faja y pide información idéntica a cada uno de ellos sobre la faja de tú interés, pregunta sobre calidad de la prenda, cómo y por cuanto tiempo usarlo, políticas de devolución y facilidades de envío. Tómalo como punto de partida para comparar entre todos los sitios de venta.

Otro dato importante es que puedes ver los comentarios que otros compradores han dejado en su página sobre los productos y cuanta valoración le colocaron a ellos. Es una de las maneras más seguras de verificar que tan realista es la información que brindan sobre las fajas y que tan satisfechos quedan los clientes luego de recibir sus prendas, si sufrieron algún daño ocasionado por mal uso o debido a que realmente el producto no es de la calidad que afirman.

En muchos casos, estos reviews vienen acompañados con fotografías bien sea de la prenda o del cliente usándola, esto permite ver con un poco más de realismo que tan efectiva resulta.

 

Conclusión Conclusión

No te quedes con la primera impresión sobre ningún producto, especialmente los que usarás continuamente como las fajas de compresión, girdles post operatorias, cinturillas o shorts de compresión. Este tipo de artículos son característicamente delicados respecto a su uso, ya que es tan personal que se convierten en productos de primera necesidad para verse y sentirse bien.

No arriesgues tu salud comprando productos de mala calidad, baja reputación o sin ningún tipo de referencias por parte de otros compradores. No necesariamente debe ser una marca mundialmente reconocida o que usen las estrellas de reality, pero si necesita tener respaldo por parte de compradores anteriores, que te aseguren su calidad, buen servicio y efectividad.

Nadie quiere invertir dinero para luego gastar el doble en devoluciones y procesos de reintegro que pueden defraudar al cliente.

You have successfully subscribed!
This email has been registered